Imagen responsive

CATEGORÍA: Educación y Cultura

  • 0

Cineforo: Hablemos de Sostenibilidad

Hoy realizamos el primer Cineforo: Hablemos de Sostenibilidad en el Centro Cultural del Oriente, en el cual buscamos promover reflexiones sobre los usos del espacio público y la conexión ciudadana con el medio ambiente urbano.

“La Escala Humana” fue el documental elegido para este primer encuentro y después de su proyección los participantes interactuaron a través de la pregunta “¿Qué podemos hacer desde la ciudadanía para avanzar hacia una Bucaramanga sostenible?”. Entre las respuestas, llamó la atención sobre la conexión humana con el medio ambiente, no como una relación ajena y esporádica sino como una simbiosis constante e interdependiente; también la importancia del uso de la bicicleta como medio de transporte para mejorar las condiciones del aire y climáticas de Bucaramanga; la apropiación del espacio público como un escenario común; y promover una mayor participación de la ciudadanía en actividades culturales que a pesar de ser a pequeña escala, van generando transformaciones importantes en el relacionamiento urbano.

Desde la Oficina de la Bicicleta gradecemos la participación de los asistentes y esperamos se mantenga el desarrollo de este tipo de encuentros para fomentar comportamientos amigables con el espacio público y el ambiente urbano.

Este evento fue organizado por el Comité Metropolitano de Movilidad Sustentable, la Alcaldía de Bucaramanga, el Área Metropolitana de Bucaramanga, la Dirección de Tránsito de Bucaramanga y el Centro Cultural del Oriente.


  • 0

Tránsito en mi Comuna en La Joya

La Oficina de la Bicicleta  DTB se integró con Tránsito en mi Comuna en el barrio La Joya, donde se capacitaron a niños, niñas y jóvenes de bachillerato sobre seguridad vial, comportamiento humano, deberes y derechos de los conductores y del peatón y por supuesto, movilidad sostenible.

Así, los distintos grupos aprendieron acerca del ciclismo urbano como una responsabilidad ciudadana, que implica derechos y deberes, como el tránsito por la mitad del carril, desplazarse de manera prioritaria por el carril derecho, utilizar indumentaria de seguridad, respetar las señales de tránsito, emitir señales manuales, priorizar al peatón, entre otras.

También se compartieron reflexiones sobre hábitos de transporte ecológicos y la relación de la movilidad con el calentamiento global. Para sumarse al cambio y actuar pensando en el bien común, los ciudadanos pueden compartir el vehículo particular, caminar los recorridos cortos, utilizar el transporte colectivo y empezar a rodar en bicicleta como medio de transporte.

 

 


  • 0

Biciescuelas Ciudadanas En Mi Comuna

A partir del 22 de septiembre la Oficina de la Bicicleta DTB se integró al programa de cultura vial Tránsito En Mi Comuna, de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, el cual lleva capacitaciones, lúdicas y juegos que enseñan sobre seguridad vial a cada una de las comunas del municipio.

Así, durante la mañana del Día Sin Carro y Sin Moto Metropolitano se realizaron dos talleres de Biciescuela en el Centro Juvenil Amanecer de los Padres Somascos, en el que niños, niñas y jóvenes conocieron acerca de los impactos de la movilidad motorizada, las maneras de actuar desde la ciudadanía sobre el cambio climático, la normativa vigente para el uso responsable de la bicicleta y consejos prácticos para una experiencia ciclista segura.

De esta manera, entre septiembre y diciembre, los habitantes de más sectores urbanos conocerán sobre movilidad sostenible, para avanzar en conjunto en el desarrollo de una capital más comprometida con el espacio público, el ambiente y el bien común.


  • 0

Biciescuela Ciudadana del Día Sin Carro y Sin Moto

El 14 de junio sobre las 8:00 a.m. inició la Biciescuela Ciudadana del Día Sin Carro, en el parqueadero del Auditorio Luis A. Calvo de la UIS, con el apoyo voluntario de integrantes de la Corporación Delabici y el colectivo ciudadano Bicidiversa.

Allí se dio una integración con niños, jóvenes y adultos para dialogar sobre las razones ambientales, de movilidad y salud que motivan la transformación de los hábitos de transporte urbanos. La fase práctica de la Biciescuela tuvo dos propósitos principales: que los participantes desarrollaran confianza y habilidades con el uso de la bicicleta; pero también que aprendieran a hacerlo de manera responsable, de acuerdo a las recomendaciones del Código Nacional de Transporte Terrestre.

El espacio dejó evidenciada la preocupación de la ciudadanía sobre el modelo actual de movilidad local, altamente contaminante y sedentario. En la fase práctica, los participantes cumplieron con las recomendaciones de Tránsito y desarrollaron más confianza con la bicicleta. Entre los logros a destacar, dos mujeres dieron sus primeros pedalazos de manera completamente independiente. Para el caso de Jazmina Restrepo, haberlo conseguido “fue un sueño hecho realidad… Jamás imaginé que hoy fuera a hacerlo”.

Los participantes se llevaron nuevas habilidades y excelentes recuerdos y desde la Oficina de la Bicicleta DTB, la Corporación Delabici y Bicidiversa se expuso el compromiso por seguir promoviendo una movilidad más sostenible en Bucaramanga.

Esta actividad fue posible con la organización de la Universidad Industrial de Santander, la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, Inderbu, la Corporación Delabici y el colectivo Bicidiversa; con el apoyo de la  el apoyo de la Alcaldía de Bucaramanga.